La innovación en el tope - Lecciones de creatividad de IDEO


La innovación no siempre fue un punto a tratar en el mundo de los negocios. Cuando IDEO era una firma pequeña investigaron por qué las empresas buscaban contratar externamente el desarrollo de productos. Luego de preguntar a clientes y no clientes, y con la ayuda de una firma especializada, hallaron las siguientes razones:
  1. Capacidad: desean más innovación de la capacidad que tienen de generarla internamente.
  2. Rapidez: pueden innovar por sí mismas, pero necesitan hacerlo más rápido.
  3. Experticia: les falta experticia en algún área específica y necesitan ayuda.
  4. Innovación: quieren un socio que pueda traer ideas innovadoras y fuera de lo común.
La tendencia que tiene mayor crecimiento en la actualidad es la innovación, ya que se ha reconocido su importancia para las estrategias e iniciativas corporativas.

Las empresas de estos tiempos parecieran tener un apetito voraz por el conocimiento, la experiencia, metodologías y prácticas laborales en cuanto a innovación.

Con el tiempo, la innovación ha alcanzado la importancia que se merece. Mientras tanto, IDEO ha ampliado su lista de clientes, para incluir algunas de las mejores empresas del mundo. En este proceso, ha ido refinando su metodología para enfrentar un reto de innovación, que incluye los siguientes pasos:
  • Comprensión: las empresas deben comprender al cliente, el mercado, la tecnología y las restricciones que forman parte y afectan al problema. Aunque muchas de esas restricciones pueden ser superadas a lo largo del proceso, es importante conocerlos desde el principio.
  • Observación: se debe observar cuidadosamente a las personas afectadas, y estudiar su conducta. Es imprescindible conocer cuáles son sus necesidades insatisfechas.
  • Visualización: aunque pudiera parecer un simple ejercicio mental, puede ser útil para la construcción de modelos físicos y prototipos.
  • Evaluación: se deben refinar los prototipos en una rápida serie de repeticiones. Toda idea debe ser mejorada.
  • Implantación: el trabajo creativo no es suficiente. Usted debe trabajar para llevar el producto al mercado. Esta es la fase más larga y técnicamente más desafiante, pero también la que trae mayores recompensas.
La innovación no debe ser la búsqueda de la perfección. Con frecuencia debe fallar varias veces antes de lograr su objetivo.
Contrario a lo que muchos creen, todos tenemos un lado creativo, que puede desarrollarse al máximo si se cultiva, si se corren riesgos de implantar ideas descabelladas y si se aprende a tolerar los fracasos ocasionales.

Tomado del libro “El Arte de la Innovación” por Tom Kelley y Jonathan Littman
IDEO, firma norteamericana líder en diseño

1 comentario:

  1. Me encanta cuando dices: La innovación no debe ser la búsqueda de la perfección. Con frecuencia debe fallar varias veces antes de lograr su objetivo.
    Bueno leerte!

    ResponderEliminar